escucha aquí
Radio Cooperativa en vivo

A sus 58 años murió Hugo Chávez. La muerte del presidente venezolano fue confirmada finalmente este 5 de marzo a través del discurso del vicepresidente Nicolás Maduro.

El ex presidente venezolano había sido trasladado hace apenas 15 días desde Cuba hacia Venezuela, luego de más de dos meses de recuperación debido a la última operación a la que fue sometido en diciembre de 2012.

CHAVEZ, UN BOLIVARIANO DESDE SIEMPRE

Mientras estuvo en el poder, las declaraciones y comportamientos de Hugo Chávez fueron polémicos y observados por la comunidad internacional. Su reconocida posición contra el imperialismo estadounidense y su adherencia al castrismo lo llevaron a transformarse en uno de los personajes más influyentes dentro del bloque izquierdista latinoamericano más extremo, conformado actualmente por otros presidentes como Daniel Ortega de Nicaragua, Rafael Correa de Ecuador y Evo Morales de Bolivia.

Sin embargo, su popularidad internacional decayó los últimos meses del 2011, y por esto -según expuso la analista política venezolana Rocío San Miguel en el diario El País- el presidente venezolano había comenzado a disminuir su ofensiva verbal fuera de las fronteras de su país, motivado por aumentar su popularidad de cara a las elecciones 2012.

Un escenario totalmente distinto se vivía en 2006, cuando en el debate de la 61 Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente venezolano realizó un discurso recordado hasta el día de hoy, en el que dejó más que clara su posición frente a las gestiones estadounidenses. Esa vez catalogó al ex mandatario George W. Bush, como "el diablo". "Ayer el diablo vino aquí. En este lugar huele a azufre", fueron las metafóricas palabras enunciadas por Chávez. Una declaración que provocó tanto aplausos como abucheos, pero que dejó claro el estilo que el líder usaría en los discursos venideros.

LA ENFERMEDAD

El cáncer que aquejó al mandatario, provocó que las alarmas respecto de su permanencia en el poder se prendieran. Sobre todo cuando viajó a La Habana el 10 de junio del 2011, para realizarse dos intervenciones quirúrgicas aprovechando la gratuidad del sistema de salud cubano y su cercanía al régimen castrista. En esa ocasión, la mayoría oficialista en el parlamento le dio la autorización para gobernar desde la isla caribeña.

Sin embargo, luego de ocho meses, los problemas de salud de Chávez volvieron a manifestarse, por lo que tuvo que regresar a la capital cubana para ser operado de un tumor cancerígeno que reapareció nuevamente en la zona pélvica. Aunque decidió someterse a un tratamiento de radioterapia de una hora diaria, con el que lograría una pronta recuperación, las complicaciones de la enfermedad nunca fueron superadas.

De esta manera viajó tres veces a someterse quirúrgicamente a Cuba, generando inseguridad en la población. El 23 de febrero el Parlamento Nacional aprobó por unanimidad el permiso de salida del país al presidente de la República, pero la oposición exigió que se aplicara el Artículo 234 de la Carta Magna, que establece que las faltas temporales serían suplidas por el Vicepresidente Ejecutivo de la República. El requerimiento no fue aplicado.

Sin embargo, a tan sólo un mes de ser reelecto en octubre de 2012 para gobernar por siete años más, el líder venezolano debió viajar nuevamente a Cuba para intervenirse quirúrgicamente por cuarta vez y dejando una total incertidumbre respecto al futuro del país.

En ese momento Chávez mencionó públicamente que, en caso de no superar el cáncer que padecía, su cercano colaborador Nicolás Maduro, en su calidad de Vicepresidente y Canciller de la República, debería sucederlo: "Si se presentara alguna circunstancia que me inhabilite para continuar al frente de la presidencia, Maduro debe concluir. Mi opinión firme, absoluta, total, irrevocable es que en ese escenario, ustedes elijan a Nicolás Maduro como nuevo presidente de Venezuela", fueron las declaraciones del mandatario.

Hecho que no cayó bien en la oposición. Sin embargo, tras 18 meses de tratamiento, el cáncer terminó con su vida, dejando a Maduro a cargo del poder hasta que se llame a nuevas elecciones.

SUS ORÍGENES

Descendiente de indígena y de afroamericano por parte paterna, Hugo Chávez se sentía orgulloso de pertenecer a las raíces más profundas de América. A los 17 años ingresó al ejército y fue en esta institución donde afirmaba haber obtenido una conciencia social que lo llevó a adoptar la ideología bolivariana. Entre sus ideas, planteaba la integración de Sudamérica y Centroamérica -región llamada por él mismo como la "Gran Colombia"- para negociar de forma más igualitaria con el resto del mundo.

Sus avanzadas preocupaciones sociales lo hicieron dejar atrás sus sueños adolescentes de ser pitcher de béisbol y en 1982 fundó el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200), en alusión a los doscientos años del natalicio de Simón Bolívar.

En 1992 realizó dos golpes de estado junto a otros militares en contra del presidente Carlos Andrés Pérez, del partido Acción Democrática. Pero los intentos fracasaron, sobre todo en Caracas donde los revolucionarios no pudieron poseer el poder. Todos los líderes golpistas fueron encarcelados por dos años, quedando a la espera de un juicio. Chávez fue indultado al año siguiente por el presidente Rafael Caldera.

GOBIERNOS

Tras ser liberado, fundó el Movimiento V República y con éste se inscribió en las elecciones presidenciales el 6 de diciembre de 1998, saliendo victorioso en las urnas.

Su idea fuerza para gobernar estuvo siempre basada en el socialismo, el cual comparaba con el cristianismo por buscar la paz e igualdad social. En sus encendidos discursos, manifestaba el problema entre clases como la prioridad en la que se debía avanzar.

"Esto es un conflicto permanente pues el imperialismo no nos dejará en paz; la burguesía venezolana pitiyanqui no nos dejará en paz, así que acostumbrémonos a vivir como dijo William Lara un día, en un conflicto permanente", sostenía el mandatario en su reflexión titulada "La última revolución del siglo XX y primera del XXI".

Al comienzo de su segundo periodo (2001-2007) la opinión pública estaba dividida respecto a sus políticas, escenario que se fue encendiendo cada vez más, hasta desembocar en un golpe de estado contra Chávez que tan sólo lo mantuvo fuera del poder dos días.

Su gobierno también se caracterizó por llamar a dos referéndums: el primero, en 1999, para aprobar una nueva constitución, y el de 2008 para elevar el límite de número de reelecciones presidenciales. Ambas veces ganó la opción de Chávez.
REELECCIÓN EN 2012

Luego de que se aprobó el referendo de 2009 para la Enmienda Nº 1 a la Constitución, se eliminaron las restricciones a la postulación sucesiva para los cargos de elección popular. De esta manera, Hugo Chávez se volvió a presentar como candidato para gobernar durante el período 2013-2019.

La elección fue celebrada el 7 de diciembre de 2012 y acompañada por observadores nacionales con acreditación. Más de 1 millón 890 mil de venezolanos participaron y Hugo Chávez salió vencedor frente a su principal opositor, Henrique Capriles, con 55,08% de los votos. Así, para sorpresa de la opinión internacional, comenzó su tercer periodo de gobierno.

LA INCERTIDUMBRE POLÍTICA QUE DEJA EN VENEZUELA

El presidente apareció públicamente por última vez el 10 de diciembre de 2012, día en que las cámaras lo grabaron mientras subía al avión que lo llevaría a Cuba para ser sometido a una cuarta intervención quirúrgica.

A diferencia de otras ocasiones, no hubo discurso de despedida. Sólo quedó su "recomendación" de elegir al vicepresidente Nicolás Maduro, como su sucesor en caso de que la operación no tuviera buenos resultados.

Este hecho provocó duras críticas desde la oposición, para quienes la figura de "monarca" de Chávez se concretaba con su decisión personal de nombrar al eventual sucesor. "No existe la figura de la sucesión (...) Esto no es Cuba ni una monarquía donde hay un rey y entonces sube al trono el designado por el rey", declaró Henrique Capriles, el principal representante de la derecha política. Así mismo, la oposición ha criticado el secretismo con que siempre se trataron los detalles sobre el diagnóstico de salud del presidente venezolano.

Como resultado, el escenario es que apenas dos meses después de su última elección presidencial, el futuro político de Venezuela quedó en plena incertidumbre. La única seguridad es que la Constitución venezolana prevé la convocatoria de elecciones en 30 días para el caso de que el presidente electo no pueda asumir el 10 de enero, fecha en la que Chávez debería haber jurado.

Sin embargo, el juramento nunca se llevó a cabo y Nicolás Maduro ha permanecido como principal representante del gobierno venezolano, siendo el encargado de confirmar el fallecimiento de Hugo Chávez el 5 de marzo de 2013 a través de la televisión venezolana.