escucha aquí
Radio Cooperativa en vivo

Deceso

A los 96 años dejó de existir la destacada folclorista Margot Loyola, Premio Nacional de Artes Musicales y figura fundamental de la escena chilena del último siglo.

La información fue confirmada en primera instancia por el Museo de Historia Natural a través de su cuenta en Twitter, calificando el hecho como "un día triste para nuestro folclor y para Chile".

Biografía

Margot Loyola fue una de las folcloristas más importante de la historia musical del país, a lo largo de su vida se dedicó a investigar la más diversas expresiones musicales y danzas que rescatan las raíces de Chile, convirtiéndose en una figura clave para la historia musical chilena junto Violeta Parra.

Única folclorista que ha ganado el Premio Nacional de Arte (1994), su trabajo es considerado pilar a la hora de conocer en profundidad las raíces de la música del campo, que al igual que Parra, ayudó a difundir fuera de nuestras fronteras, especialmente en Europa.

A los ocho años inició su formación musical tomando clases de piano y un año más tarde incursionando en el canto. Ya siendo adolescente tomó la guitarra y formó un dúo musical junto a su hermana Estela, llamado Las Hermanas Loyola, el cual alcanzó su mayor notoriedad en los años cuarenta.

Formación musical
Tras cursar su enseñanza media en Santiago, Margot Loyola ingresó a la Escuela Normal, estudios que dejó inconclusos en 1935 para dedicarse al folclore. Tomó clases de danza con Cristina Ventura y realizó estudios de piano en el Conservatorio Nacional de Música con Rosita Renard y Elisa Gayán, además de estudios de canto con Blanca Hauser.

En 1949, Juvenal Hernández, entonces Rector de la Universidad de Chile vio a la folclorista bailando cueca y la invitó a participar en las tradicionales Escuelas de Temporada de esa Casa de Estudios. Loyola dictó cursos hasta 1963 en estas Escuelas, en donde se originaron grupos como Cuncumén y Millaray, y los ballets folclóricos Loncurahue, Pucará y Aucamán, precedente del actual Bafona (Ballet Folclórico Nacional).

Desde 1972 fue académica de la universidad y el año 1998 fue nombrada con el título de Profesor Emérito de la Universidad Católica de Valparaíso. En junio de 2010, la Universidad Arturo Prat de Iquique le otorgó el título honorífico de doctor honoris causa en reconocimiento a la labor pionera que desplegara más de medio siglo antes en la investigación y difusión de las culturas pampina y andina de la zona.

Investigación
Su vasta labor como investigadora y divulgadora de las danzas y canciones folclóricas y populares de Chile la convirtió en una embajadora de nuestras tradiciones populares en Latinoamérica y Europa.

Sus múltiples estudios dieron origen a dos libros: "Bailes de Tierra" (1980) y "El Cachimbo" (1994). Además de los videos "Danzas Tradicionales de Chile" (1994), "La Zamacueca" (1999) y "Los del Estribo, Cantos y Danzas Populares de Chile" (2001).

Los últimos meses de vida
Reconocida hasta el final, el Museo de Historia Natural la homenajeó con una muestra retrospectiva que estuvo abierta al público desde noviembre de 2014 hasta marzo de 2015, en el Salón Central del Museo Nacional de Historia Natural, Chile.

En julio de 2014 recibió la medalla al mérito Abate Molina de manos del rector Álvaro Rojas y del director de la Junta Directiva, Jorge Awad.

La distinción se realizó en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca, en su sede de Santiago, hasta donde llegó la artista, quien atribuyó un valor especial al premio, debido a que le fue concedido por una institución "maucha".

"Es el más grande reconocimiento que he recibido en mi vida, el más sentido, el más profundo, no sé qué voy a tener que hacer para merecer esto", afirmó.

En septiembre del mismo 2014 lanzó un libro sobre bailes nacionales dedicado a la Presidenta Bachelet, titulado "50 Danzas Tradicionales y Populares en Chile", realizado en conjunto con su marido Osvaldo Cádiz.

Su discografía incluye 14 LP, 6 cassettes y 7 CDs, además de otras ediciones en el extranjero, además de diversas participaciones en discos colectivos y colaboraciones con otros artistas. Entre sus publicaciones destacan: "Bailes de tierra" (1980), "El cachimbo" (1994), "La tonada: Testimonios para el futuro" (2006) y "La cueca, danza de la vida y de la muerte" (2010).

(Bibliografía: Universidad de Chile / Músicapopular.cl)